8 consejos para cuidar la pintura de tu coche

Si quieres conservar en buen estado la chapa y pintura de tu coche te recomendamos que sigas estos 8 consejos básicos que sin duda te ayudarán a mantenerlas como el primer día.

  • Aparca tu coche en garaje siempre que puedas. En tu casa posiblemente lo hagas pero si vas a algún centro comercial, o de viaje, procura siempre estacionar en el garaje. Aquí también debemos tomar ciertas precauciones como no aparcar bajo tuberías que puedan tener pérdidas y no estacionar es espacios demasiado justos o muy pegados a otros vehículos.
  • Repara los desperfectos conforme se produzcan. Algunos golpes o roces, aunque puedan abarcar poca superficie, pueden ser profundos y dejar la chapa desprotegida. Por ello es recomendable hacer una reparación de chapa y pintura en cuanto estos se produzcan.
  • Lava el coche con asiduidad, cada cuatro o seis semanas. En el día a día se van acumulando suciedad sobre nuestro vehículo. Aparte de polvo, tendrá aceites, restos de alquitrán, insectos, hojas, etc. Todos contienen sustancias que deterioran la pintura del vehículo, por lo que cuanto antes los eliminemos, mejor. Realizar un encerado periódicamente también prolongará la vida de la pintura del vehículo.
  • Utiliza productos adecuados para hacer el lavado de tu coche. No utilices productos de detergentes genéricos, sino champús específicos para el lavado de carrocerías. Intenta no usar estropajos ni productos abrasivos para eliminar suciedad incrustada. También debes considerar que el agua a presión deteriora la pintura del vehículo, por lo que es mejor humedecer bien la suciedad y eliminarla con gamuzas suaves.
  • Protege la pintura de tu vehículo de la exposición al sol. La radiación solar deteriora gravemente la pintura del vehículo. Evidentemente cuando vamos circulando no podemos ir evitando el sol, pero a la hora de estacionar el coche debemos intentar que sea a la sombra, aunque, cuidado, aparcar bajo los árboles puede no ser la solución.
  • Evita aparcar debajo de árboles. Las hojas, los aceites, resinas, polen y excrementos de pájaros contienen sustancias muy corrosivas que y provocar daños importantes en la pintura e incluso en la chapa de tu coche y arruinar tu carrocería. En estos casos la única solución será llevarlo al taller de chapa y pintura.
  • En caso de pérdida de brillo pule la pintura del vehículo. La mayor parte de los pequeños daños o desperfectos pueden ser arreglados mediante un pulido correctamente realizado en tu taller de chapa y pintura en Córdoba de confianza. Es un proceso delicado, ya que el pulido rebaja la capa de barniz y debe realizarse por personal con experiencia.
  • Realiza un encerado anual del vehículo. Es un excelente recurso tanto para recobrar como para proteger el color. Con el encerado conseguimos evitar el contacto directo de suciedad y sustancias que puedan alterar la pintura, además de protección frente a la radiación solar.

Si sigues estos ocho consejos mantendrás adecuadamente la pintura de tu coche durante mucho tiempo.

Leave a Reply