Cómo pagar y cobrar facturas vencidas sin dinero

¿Pagar y cobrar facturas sin dinero? No, no es una broma ni hay trucos de magia de por medio. Es una posibilidad real y totalmente legal gracias a una solución financiera, que no es nueva pero que es bastante desconocida a nivel general, y que recibe el nombre de compensación de deudas. Esta fórmula amistosa, que no implica la intervención de entidades financieras, está regulada por el Código Civil y consiste básicamente en pagar con lo que a uno le deben.

Es decir, mediante la compensación de deudas en ningún momento se produce un movimiento de dinero como tal y, por tanto, no implica pérdida de liquidez. De esta forma, se elimina de raíz el que es uno de los principales problemas de muchas empresas a la hora de poder cumplir con sus obligaciones de pago (la falta de liquidez) y permite combatir igualmente el argumento de “no puedo pagar porque a mí no me pagan”, la principal causa de la morosidad empresarial.

La compensación de deudas: pagar con lo te deben

La compensación de deudas permite así que una empresa pueda pagar y cobrar facturas vencidas sin dinero y se presenta como una fórmula cada vez más realista para poder paliar la morosidad empresarial en unos momentos de especial dificultad para poder acceder a liquidez por parte de las entidades bancarias. Otra de sus ventajas es que es un procedimiento amistoso que permite eludir la vía judicial, con todo lo que conlleva a nivel de tiempo, gasto y recursos.

Para poder acogerse a una compensación de deudas el único requisito imprescindible es ser deudor y acreedor al mismo tiempo, ya que se basa precisamente en pagar con lo que uno a su vez le deben. El supuesto más sencillo de la compensación de deudas sería entre dos empresas que se debieran mutuamente dinero fruto de sus relaciones comerciales y que, mediante este procedimiento, podrían llegar a cancelar totalmente sus deudas o reducirlas al mínimo. De esta forma, ambas empresas podrían sanear sus balances y tener un mayor margen de maniobra para continuar su actividad sin tener que seguir arrastrando sus impagos.

Sin embargo, el problema de la morosidad empresarial es mucho más grave que una serie de facturas impagadas entre dos empresas. Es por esto que, para exprimir las posibilidades que ofrece la compensación de deudas y para facilitar su acceso a las empresas, la plataforma online Deudae.com ha lanzado un servicio de compensación de deudas multilateral y que, además, está totalmente orientado a resultados, ya que el servicio no tiene ningún coste inicial y solo habrá que pagar una comisión en el caso de que efectivamente una empresa haya conseguido compensar sus deudas (bien cancelarlas o bien reducirlas al mínimo posible). Esta comisión será además proporcional al importe compensado.

Cómo funciona la plataforma online Deudae

El servicio de compensación de deudas de Deudae.com para cobrar y pagar facturas está precisamente orientado a empresas que sean deudoras y acreedoras al mismo tiempo y que tengan problemas de liquidez. Para mayor comodidad se presta totalmente online y el procedimiento para acogerse al servicio es muy sencillo para las empresas, que solo tendrán que darse de alta gratuitamente en la plataforma y registrar sus facturas vencidas, tanto las que tenga pendientes de pago como de cobro. La información es totalmente confidencial.

La plataforma trabaja con un algoritmo desarrollado por el departamento de Matemáticas de la UNED, que se encarga de cruzar en la base de datos toda la información registrada por las empresas para detectar todas las posibles cadenas de deuda. A partir de ahí, Deudae se encarga de intermediar para promover el mayor volumen de compensaciones de deuda que sea posible en cada caso, de forma que las empresas vayan pagando con lo que les deben.

¿Conocías el procedimiento de la compensación de deudas? ¿Te parece interesante?

Leave a Reply