Las piscinas prefabricadas pueden salvarte el verano y la cartera

El verano puede ser una época muy dura si no tienes piscina; cuentas los días para poder escaparte a la playa, celebras como un loco un día nublado y acorralas a tus amigos para que te inviten a su casa, donde sí tienen esa salida perfecta al doloroso calor de agosto. Bueno, no nos pongamos tan apocalípticos, porque tenemos una solución perfecta.

Se trata de las piscinas prefabricadas, también llamadas piscinas de poliéster (el material más utilizado para construirlas), que cada vez están más de moda y funcionan mejor para estos meses de calor sofocante.

Y es que este tipo de piscinas no necesitan una obra grande ni un espacio importante para poder disfrutarlas, al contrario de las “clásicas”. De hecho, tienen un montón de ventajas adicionales que sin duda te abrirán los ojos y harán que salgas corriendo a cogerte una.

Por qué apostar por una piscina prefabricada

Aquí va un puñado de motivos para apostar por este tipo de piscinas:

Son más baratas. En comparación con las tradicionales, las prefabricadas hacen que ahorres mucho dinerito. Cuestan mucho menos tanto su compra como su mantenimiento (también importante, ojo).

Las personalizas como quieras. Hay un montón de diseños estándar que de seguro que te encajan, pero sino puedes darle la forma que mejor se adapte al espacio que tienes para colocarla, tus gustos… incluso puedes decidir los colores.

Facilidad de instalación. Cualquiera puede colocar una piscina prefabricada en su casa. Además de ser muy sencillo hacerlo, también están pensadas para poder transportarla rápidamente a cualquier otro lugar. Esto viene bien si queremos, por ejemplo, llevarla a otro sitio en verano y al final del mismo la guardamos en un sitio diferente.

Muchos accesorios disponibles. Tienes todo tipo de complementos para tu piscina prefabricada, que pueden darle la guinda a tu pequeño paraíso veraniego dentro de casa. Si buscas un poco puedes encontrar un montón de cosas molonas más allá de las clásicas escaleras 😉

Dónde encontrar piscinas prefabricadas y qué tener en cuenta

Una vez tienes claro que esto es perfecto para lo que buscas, debes tener en consideración algunos aspectos importantes antes de lanzarte a buscar piscinas prefabricadas baratas como un loco, porque el resultado dependerá de que elijas bien tu vendedor.

Algunas cosas en las que debes fijarte son:

  1. La base. Siempre debe ser de grava o gravilla, no permitas que te “cuelen” hormigón; puede darte problemas a largo plazo.
  2. El grosor del vaso. Infórmate del ancho de la estructura en sí, y de que en todas las partes tenga el mismo (algunas veces ahorran).
  3. La pintura. Revisa bien que el acabado esté correcto, conoce la calidad de la misma y asegúrate de que la impresión sea buena. Una piscina mal pintada se desgastará mucho antes y el mantenimiento te costará más.

Tras todo esto creo que ya tendréis un poco más claro el decidirse o no por poseer una piscina prefabricada que tan de moda están en estas épocas del año y nos harán ahorrar dinero en comparación con las tradicionales.

Leave a Reply