Piensa en tu economía antes de renunciar al trabajo para emprender

Si deseas iniciar tu propio negocio, antes de renunciar a tu empleo, primero habla con un emprendedor acerca de cuánto tiempo gasta en actividades administrativas que no producen ingresos. Y muy importante, pregúntele qué hace frente a ese desafío.

Nadie se vuelve millonario de la noche a la mañana“,  mucho menos sin vivir un proceso. Muchos emprendedores saben que tienen que trabajar gratis sin cobrar un solo dolar mientras su negocio está en proceso de construcción, conocen el precio que hay que pagar por el éxito, sin duda es bastante inferior del que se pagaría por el fracaso.

Piense por un momento como han empezado los grandes empresarios del mundo. Todo ha comenzado por una idea, una meta, un ideal, es decir, un sueño. Luego por ley universal las cosas se empiezan a arreglar por el camino, cabe resaltar que puedes vencer obstáculos y retos que te irán formando en el proceso como empresario. Pero muchos negocios logran punto de equilibrio durante sus primeros cinco años, así que deberás armarte de paciencia y aprender a lidiar con ello antes de dejar su trabajo.

Por ello es tan importante conocer historias exitosas, debido a que el éxito parte de la base de nuestras emociones, más no de nuestra racionalidad. Un libro que demuestra casos interesantes sobre empresarios colombianos es “A Puro Pulso”, en este se describen historias fascinantes como la de Jesús Guerrero (Fundador de Servientrega) y Gumercindo Gomez Caro (Creador de Colchones El Dorado), entre otros.

Estas experiencias te harán creer, podrás sacar lo mejor de las virtudes que estos emprendedores en cierto momento de su vida tuvieron que tomar para construir los emporios que hoy tienen.

Pero no sólo hay que conocer experiencias genéricas, también tenemos que analizar el nicho de mercado en el que queremos entrar, ver si ya está funcionando en otros países y como. Ver lo rentables que puedan llegar a ser y el esfuerzo que les ha llevado conseguirlo. Por esfuerzo entendemos todo, desde los problemas burocráticos para ponerlo en marcha hasta las dificultades que tienen cualquier negocio para iniciarse.

A veces es difícil acceder a esta información desde nuestra ubicación y claro, no podemos permitirnos ir a cada lugar a investigar de primera mano.

Utilizando un proxy privado podemos acceder a cualquier web, saltándonos así tanto las limitaciones que nos hayan puesto en nuestro proveedor como las que haya puesto la propia web para que sólo accedan usuarios de determinada región.

Sólo tendremos que pedir que nos configuren dicho proxy para que simule estar en la región que nos interesa y será como si estuviésemos allí.

Sin embargo, recomiendo, no dejar su empleo hasta que usted cree un negocio que le genere ingresos de tipo residual (que el dinero llegue a usted sin que dependa de su trabajo) o por lo menos hasta que ese plan B que usted ha elegido para formarse como empresario iguale o supere sus ingresos por un periodo de tiempo superior a 6 meses.

Recuerde, formarse como empresario no quiere decir que usted tiene que tomar decisiones irresponsables.

En el mismo proceso de convertirse en un empresario lo más importante es la decisión que tenga de luchar por lo que siempre ha querido. Ojo, ello no implica sacrificar su estabilidad laboral, pero en determinado momento usted tendrá que elegir si estar dependiente a lo que cree seguro o volar por sus sueños y apostarle a su libertad.

Leave a Reply