Protesis dentales fijas o removibles

Las prótesis dentales son unos dispositivos diseñados para reemplazar los dientes perdidos, si nos falta un diente, nos sentimos desanimados o inseguros de nosotros mismos ya que los dientes son una parte muy importante de nuestra apariencia.

En el caso de que esto suceda se corre el riesgo de una mala oclusión  y una serie de condiciones adversas además de cambios físicos.

Ante la ausencia de piezas dentales se llevan a cabo distintos tratamientos para reponer los dientes o muelas perdidos, con el fin de mejorar la estética, la masticación y el habla.

Existen diversas causas por las que se pueden perder piezas dentarias, las más comunes son las enfermedades con gran prevalencia de la caries y la enfermedad periodontal, otras causas son los traumatismos y tumores.

La pérdida de una o más piezas dentales nos lleva a un déficit en la eficacia de comer y masticar, con consecuencias tanto funcionales como orgánicas, muchas de las enfermedades del tubo digestivo requieren una masticación correcta, por ello es aconsejable reponer las piezas dentarias perdidas.

La falta de piezas dentales causa una posible desorganización en la conformación de las arcadas dentarias, con posibles consecuencias locales como puede ser la separación de las piezas dentarias que conllevan a una mayor retención de alimentos, más formación de placa y por lo tanto, más posibilidad de caries y de enfermedad periodontal.

Dentro de las consecuencias a largo plazo las más frecuentes son los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

¿Prótesis dentales fijas o removibles?

Como su propio nombre indica, las removibles, el paciente se las puede quitar y poner cuando quiera, a diferencia de las fijas, que no pueden ser retiradas por el paciente, puesto que están sujetas a otros dientes o implantes dentales a la mandibula como los dientes naturales.

Vamos a ver a continuación cuales son unas y otras, para conocer sus diferencias.

implantes dentales fijos

Implante dental fijo

La prótesis dental fija es cualquier prótesis dental que se ponen en la consulta del odontólogo, es más parecida a los dientes naturales y se cuida igual que los dientes naturales. El dentista tallará los dientes para que sirvan como soporte para colocar las prótesis fijas, las más comunes son las carillas, las coronas y los puentes.

Coronas: ayudan a restaurar el diente dañado, protegen los dientes sensibles, evitan el agravamiento de la situación cuando no se puede hacer nada con la ayuda de los empastes dentales y cuando no se puede corregir la forma del diente o su color, estos elementos individuales se colocan sobre la pieza dental o un implante. Puede ser metálica, de cerámica o mezcla.

Puentes: tienen la función de reemplazar uno o más dientes, ellos pueden ser hechos de los mismos materiales que las coronas dentales, la diferencia entre ellos es que los puentes están formados por un mínimo de 2 coronas. El puente se sujeta sobre los dientes adyacentes a los dientes que faltan, sustituyendo piezas dentales y reproduciéndolas a la perfección para que resulten imperceptibles.

Carillas dentales: láminas finas que se colocan en la parte frontal del diente, su función es estética en casos de rotura, ennegrecimiento o separaciones interdentales.

También puede colocarse una prótesis fija sobre implantes dentales, la prótesis va sujeta sobre uno o varios implantes de titanio que hacen la función de raíz del diente, y sobre los que va sujeta la prótesis dental, ya sea una corona o un puente con varias piezas.

protesis dentales removibles

Prótesis dentales removibles

Por otra parte existen las prótesis dentales removibles que son aquellas que el paciente puede sacar de la boca cuando lo requiere, se puede realizar en resina pura para trabajos temporales, o en metal resina para los trabajos realizados por más tiempo.

Por lo general, estas prótesis están anclados a los dientes remanentes y esisten dos modelos diferentes.

Completas: comúnmente conocidas como dentaduras postizas. Es la opción idónea para los pacientes que no conservan ningún diente y tienen contraindicado insertar implantes, por razones de salud o ausencia de hueso, por la edad o por razones financieras, está hecha de resina.

Parciales: cuando el paciente aún mantiene alguna pieza dental que pueda contribuir a la retención de la prótesis, dependiendo del material con el que se realicen, por un lado están las metálicas y, por otro lado, las acrílicas o de resina.

Cuidados de los implantes dentales fijos o removibles

Es aconsejable realizar la higiene bucal, tanto de dientes naturales como de prótesis, después de cada comida y fundamentalmente antes de acostarse, esta limpieza debe realizarse con pasta y un cepillo dental en buenas condiciones.

El uso del hilo dental es altamente recomendado y si los espacios son grandes se debe utilizar cepillos interdentales, ademas tambien puedes optar por el uso de agua de mar, por sus grandes beneficios..

En el caso de las prótesis removibles conviene hacer la limpieza fuera de la boca al menos una vez al día utilizando un cepillo especial para este tipo de prótesis y jabón neutro, aclarándola bien con agua.

sonrie con los implantes dentales

Consideraciones finales de los implantes.

Tras lo expuesto solo faltaría decidir cuáles de las 2 opciones son las mejores, aunque es una difícil cuestión, ya que la balanza se inclina de un lugar al otro solo por temas monetarios.

Ya que los implantes fijos son más caros que las prótesis removibles, aunque también es cierto, que los implantes tienen una duración estimada de unos 30 años, mientras las prótesis suelen duran mucho menos.

Así que si dejamos aparte el tema monetario, sin duda la mejor opción es la de los implantes fijos, con los que mejorar la salud y belleza de nuestra sonrisa durante muchos años.

Leave a Reply