» » Como quitar los moquitos al bebe

Como quitar los moquitos al bebe

Por: Ixam Fecha: diciembre 6, 2016 Categoría: Salud Comentarios: 0

En la temporada invernal los catarros son casi ineludibles y los más pequeños de la casa acostumbran a ser los más propensos a sufrirlos. Pese a ser una enfermedad infecciosa, raras veces hay que temer por que derive en dificultades serias, aunque los síntomas que lo acompañan, singularmente los mocos, pueden resultar bastante irritantes para el pequeño.

Los mocos, como otras manifestaciones del catarro como la tos o bien los estornudos, cumplen una función de defensa. Cuando las mucosas de las vías respiratorias se irritan o bien entran en contacto con agentes peligrosos, el cuerpo genera esta substancia viscosa para impedir el paso de estos y resguardar el organismo.

Por lo tanto, los mocos son un mecanismo de defensa que asisten a recobrarse de la enfermedad. No obstante, a veces, la producción de mocos es tan grande que, singularmente en los bebés y pequeños pequeñísimos, provoca molestias impidiéndoles dormir y reposar. Lo que indudablemente afecta al humor y el descanso del pequeño y en de sus progenitores.

Por ende, si bien tener la nariz taponada no es ningún trastorno grave que deba preocuparnos, sí puede ser útil, en beneficio del bienestar del bebé, descongestionarle.

Como quitar los moquitos al bebe

Cuando los pequeños son recién nacidos o con pocos meses de edad, como es lógico, no tienen la capacidad de sonarse los mocos por sí solos. Deben ser sus progenitores los que, si los mocos le impiden respirar, dormir, comer, etcétera traten de calmarle despejándole las fosas nasales. Es entonces cuando se proponen las dudas, singularmente con un recién nacido al que no deseamos herir.

¿De qué forma eliminar los mocos a un bebé?

Bien, antes de seguir es conveniente distinguir entre el género de mucosidad. Cuando empieza un catarro, o el moqueo se debe a alergias, el moco es claro y más fluido. Lo que se aprecia acostumbra a ser un goteo aguado incesante de la nariz. En estos casos va a bastar con limpiarle la nariz con un pañuelo o bien una gasa.

Cuando el moco es tan claro y ligero (tiene esa consistencia pues la producción es rapidísima y rebosante) no se recomiendan los lavados nasales, aspiraciones o bien otras técnicas para extraerlos, puesto que si bien se quiten no va a pasar bastante tiempo antes que vuelvan a aparecer y por consiguiente solo vamos a haber logrado que el pequeño se enfade.

Diferente es el caso de los mocos espesos. Cuando el catarro llega a su fin o bien a lo largo de la noche, o bien al continuar tumbados bastante tiempo, etcétera la producción de moco desciende y este se compacta, quedando retenido en las fosas nasales. Esta clase de mucosidad acostumbra a ser la más molesta y es la que obstruye la respiración, provocando perturbaciones de sueño, de nutrición, etcétera

Si bien existen aparatos en especial diseñados para este fin, como aspiradores nasales, perillas y extractores de mocos, como los que puedes ver en esta web, de productos para el bebe, y pese a que existen muchas personas a favor de la utilización de de los aspiradores nasales para el bebe, también existen personas reacias a su utilización.

Lo más eficiente y recomendado por los pediatras es hacer lavados nasales con suero fisiológico. El propio envase mono dosis servirá como aplicador y además de esto estas ampollas individuales son más higiénicas.

En cambio no se recomienda el empleo de jeringas por personas no profesionales, puesto que la presión que se ejercita con ellas es considerablemente mayor y el flujo de suero, al salir con tanta fuerza, podría dañar con seriedad las mucosas del pequeño.

Conociendo ahora las diferentes opciones existentes, es el momento de que tu elijas cual es la mejor opción para tu necesidad concreta y la de tu bebe.

Comentar con Facebook

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)